1.27.2012

El peo mochila

Comparte esta historia en:

Hoy me ha dado el punto y les voy ha hablar del peo mochila.

Es totalmente natural que todo el mundo sienta de vez en cuando unas ganas irrefrenables de tirarse un castañazo, pero no siempre coincide que nos llama a la puerta en el lugar o momento mas apropiado, es mas, por norma general nos viene apareciendo cuando estamos reunidos, bien en el bar con los amigos, con la familia, en el coche cuando mas pasajeros hay, en la boda de mi prima, etc...

¿Que se suele hacer en esos casos?

Generalmente nos alejamos de 7 a 10 metros si no hay un servicio o una terraza cerca y ahí lo soltamos con una delicadeza infinita y poco a poco, que es la forma de filtrar para eliminar el sonido, todo este ritual haciendo gala de las mejores poses de disimulo. Aireamos con cuidado y volvemos a la reunión despacio.

Ahora es cuando entra en acción nuestro protagonista, el peo mochila. Te incorporas de nuevo al grupo, ya mas relajado y tranquilo después de haberte desinflado, y a los pocos segundos empieza a notarse el olor que creías que habías dejado a 10 metros, pero no, lo llevas engarranchado detrás, y entras en la cuenta de que si, era un peo mochila. En el grupo se miran unos a otros con miradas de sospecha hasta que alguien dice: "Que mal huele ¿No?".
Ya sabes que se acabó tu noche en reunión porque tu mochila te acompañará hasta delatarte.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada